Manchas de herrumbre (contaminación)

Las manchas de herrumbre puede que no provengan de la corrosión del acero inoxidable, sino más bien de:

• Artículos (tarros, herramientas de uso diario, etc.) de acero común que pueden transferir partículas ferrosas si son abandonados durante tiempo en la superficie inoxidable.

• El uso de productos agresivos para la limpieza del acero inoxidable.

• Residuos ferrosos llevados en circulación por las campanas de aspiración colocadas sobre los equipos.

• El contacto directo con productos ácidos, alcalinos o amoniaco, o con los vapores emanados por ellos.

• El contacto con paños, esponjas o demás, que se utilizan para la limpieza de otros objetos o de otros materiales.


Para eliminar estas manchas, aplicar un agente de limpieza en crema mediante un paño suave humedecido (por ejemplo de microfibra) y frotar con delicadeza.

En cambio si la herrumbre ya estaba presente, será necesario cubrir la parte afectada con una mezcla de limón y sal y dejar reposar durante unos minutos. En poco tiempo, la herrumbre se desprenderá gracias al ácido del limón y se podrá quitar con una esponja suave.

La herrumbre que se desprenderá probablemente habrá abollado el metal en el cual puede haber dejado pequeñas cavidades.

RECORDAR: es buena práctica probar nuevos productos para la limpieza de piezas de acero inoxidable en zonas donde no se vea y luego esperar unas horas para evaluar su efecto.


ATENCIÓN

NUNCA USAR esponjas de aluminio, cepillos, discos abrasivos ni herramientas metálicas para la limpieza. Incluso si estos objetos han sido utilizados previamente para la limpieza de otros metales, yaque además de rayar la superficie, causarían la contaminación con consiguientes manchas antiestéticas e incluso la aparición de herrumbre.

NUNCA USAR ácido clorhídrico (ácido muriático). También se debe evitar el contacto con los vapores de ácido clorhídrico procedentes, por ejemplo, del lavado del suelo. Generalmente será apropiado evitar el uso directo sobre el acero inoxidable de detergentes que contienen cloruros.

NUNCA USAR detergentes en polvo abrasivos que podrían dañar el aspecto estético del acabado superficial.

NUNCA USAR sustancias para limpiar plata.


RECORDAR:

• ÁCIDO CLORHÍDRICO

• LEJÍAS a base de ácido hipocloroso

• CLORUROS en general

El acero inoxidable en contacto con estas sustancias puede crear manchas superficiales difíciles de eliminar e incluso restos de herrumbre.

Comentarios
Escribir comentario